Selected videos

Loading...

martes, 24 de abril de 2007

Alcachofas



La alcachofa
de tierno corazón
se vistió de guerrero,
erecta, construyó
una pequeña cúpula,
se mantuvo
impermeable
bajo
sus escamas,
a su lado
los vegetales locos
se encresparon,
se hicieron
zarcillos, espadañas,
bulbos conmovedores,
en el subsuelo
durmió la zanahoria
de bigotes rojos,
la viña
resecó los sarmientos
por donde sube el vino,
la col
se dedicó
a probarse faldas,
el orégano
a perfumar el mundo,
y la dulce
alcachofa
allí en el huerto,
vestida de guerrero,
bruñida
como una granada,
orgullosa,
y un día
una con otra
en grandes cestos
de mimbre, caminó
por el mercado
a realizar su sueño:
la milicia.
En hileras
nunca fue tan marcial
como en la feria,
los hombres
entre las legumbres
con sus camisas blancas
eran
mariscales
de las alcachofas,
las filas apretadas,
las voces de comando,
y la detonación
de una caja que cae,
pero
entonces
viene
María
con su cesto,
escoge
una alcachofa,
no le teme,
la examina, la observa
contra la luz como si fuera un huevo,
la compra,
la confunde
en su bolsa
con un par de zapatos,
con un repollo y una
botella
de vinagre
hasta
que entrando a la cocina
la sumerge en la olla.
Así termina
en paz
esta carrera
del vegetal armado
que se llama alcachofa,
luego
escama por escama
desvestimos
la delicia
y comemos
la pacífica pasta
de su corazón verde.

Pablo Neruda, Oda a la alcachofa


Llevo mucho tiempo intentando darle forma a algún post para el blog relacionado con mi amiga, la alcachofa. ¿Por qué no lo he hecho hasta ahora? Bueno, he estado un par de semanas muy atareado con la Universidad, espero tener algo más de tiempo libre de ahora en adelante y haré una "promesa", intentaré actualizar a diario, aunque me cueste mucho trabajo después de tener la cabeza como un bombo del amplio abanico de asignaturas industriales jeje.
He puesto antes una poesía que he encontrado de Neruda dedicada a mi amiga la alcachofa. La gente que me conoce mejor entenderá el por qué de mi decisión de dedicarle un apartado a esta verdura, en mi opinión y gusto personal, de sabor muy desagradable (espero que nadie se ofenda a leerlo, tan sólo es mi "delicado y especial" paladar). La cuestión de este post de hoy es intentar desgranar la frase Tener menos personalidad que una alcachofa. Sinceramente, la alcachofa tiene muy poca personalidad, no sé si será por su escaso sabor. También he pensado que podría ser debido a que la única parte comestible de la misma es su corazón, protegido por una gran coraza que hay que cocer convenientemente (tal y como dice mi amigo Neruda en su poema), viniendo de ahí su "timidez" y poca "personalidad" de dicho vegetal.
No sé si en todas las zonas dónde se habla español se utilizará esta expresión, pero yo la he oído desde siempre. He de reconocer que la he "rescatado" de mi memoria debido a una circunstancia personal muy cercana...para no dar nombres, llamemos a nuestro objeto de estudio X. Digamos que esta incógnita toma normalmente el valor X=2. Sin embargo, cuando ésta deja de ser una sóla incógnita y se combina con Y, da lugar a otro resultado de manera inmediata y completamente diferente, por ejemplo: X+Y=5. Lo más asombroso del asunto es que, aún tomando la incógnita Y=0, es decir, valor nulo, cero, nada,...la incógnita X no vuelve a tomar su valor hasta pasado un determinado tiempo (hay que recordar que antes el cambio era inmediato), esto es, para que X pase de ser 5 a volver a ser 2 (recordemos, su valor original y propio) sigue una función exponencial negativa, por ejemplo:
X(x)=5-3exp(-x) para todo x perteneciente al intervalo (-infinito,0]
Bueno, ya sé que me estoy rayando demasiado pero en fin, ¿qué quereis? Hace calor, esta tarde tengo 4h de prácticas de Combustión y tengo sueño...pero no he querido dejar de pasar la oportunidad de escribir lo anterior, que se resume en una sola frase (si habeis leído lo anterior, os lo agradezco también jaja): no entiendo que una persona pueda tener tan poco carácter y personalidad como para cambiar su forma de ser cuando está con otra persona, cambiar hasta la forma de hablar, incluso el acento con el que se habla...INCREIBLE...Lo peor de todo es que este tipo de personas se piensan de carácter fuerte e indomables, vamos, que tienen al/a la otro/a comiendo de su mano...ANGELITO/A...si pudieras salir de tu cuerpo y observarte desde fuera...darías penita!!!
Pues, lo dicho, si alguien lee este post y puede aportar algo, por favor que lo haga, le estaría muy agradecido (psicólogos, lo sé, se me va la olla; psiquiatras, no, no necesito medicación).
P.S.: otro día hablaremos de los besos que superan los decibelios permitidos por la ley...

1 comentario:

Javier dijo...

Muy interesante...